Clínica Siegert

¿Qué relación existe entre la depresión y menopausia o perimenopausia?

El tiempo previo a la menopausia (llamado perimenopausia) es una montaña rusa física y emocional para algunas mujeres. El llamado «cambio de vida» viene acompañado de una serie de síntomas desencadenados por cambios hormonales: sofocos, insomnio, fluctuaciones del estado de ánimo e incluso depresión.

Cuando las mujeres atraviesan cambios hormonales repentinos como los que ocurren con la perimenopausia, la pubertad, el posparto e incluso su ciclo menstrual mensual, tienen un mayor riesgo de depresión, según expertos en salud mental. En general, las mujeres tienen el doble de probabilidades que los hombres de desarrollar esta condición.

Cómo la Menopausia Puede Contribuir a la Depresión


La menopausia es técnicamente un día en la vida de una mujer que ocurre 12 meses después de su último período. Después de esto, las mujeres se consideran posmenopáusicas. Antes de eso, estás en la etapa de perimenopausia cuando las hormonas reproductivas están cambiando y pueden hacerte más vulnerable a la depresión mayor.

Fluctuaciones Hormonales


La mayoría de las veces, cuando las personas hablan de la menopausia o atraviesan «el cambio», en realidad se están refiriendo a la perimenopausia. Durante esta fase, el ciclo menstrual se vuelve irregular: más largo, más corto, más pesado, más ligero, menos frecuente o más seguido.

Las mismas hormonas que controlan tu ciclo menstrual también influyen en la serotonina, un químico cerebral que promueve los sentimientos de bienestar y felicidad. Cuando los niveles hormonales disminuyen, también caen los niveles de serotonina, lo que contribuye a un aumento de la irritabilidad, la ansiedad y la tristeza.

La disminución de los niveles de estrógeno y progesterona puede desencadenar cambios de humor que te hacen menos capaz de lidiar con cosas que normalmente dejarías pasar. Para algunas personas, estos bajones hormonales pueden desencadenar un episodio depresivo, especialmente para aquellas que han pasado por una depresión mayor en el pasado.

Problemas de Sueño


Es común experimentar episodios de insomnio durante la perimenopausia, en parte debido a los sofocos nocturnos. El mal sueño puede aumentar hasta 10 veces el riesgo de volverse depresivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *